El Metodo De Paul Mckenna

EL MÉTODO DE PAUL MCKENNA

¿Qué dirías de un sistema que te permite adelgazar sin privarte de nada y comiendo todo lo que te apetezca? ¿Te parece imposible? Pues eso es precisamente lo que predica Paul MacKenna en un libro con una promesa muy clara por título: "Puedo hacerte adelgazar"

Te presentamos a Paul McKenna, un médico nutricionista que se ha convertido en uno de los autores de no-ficción más leídos del Reino Unido gracias a su método de adelgazamiento que cuenta con millones de seguidores en más de 40 países. Ha vendido ya más de 2 millones de ejemplares de su último libro en Estados Unidos e Inglaterra y cuenta ya con un buen número de fans. 

¿Su secreto? Proponer un método de adelgazamiento que acaba con lo más engorroso de las dietas. ¿Quieres comer todo lo que te apetezca? Según él podrás hacerlo. ¿Quieres aprender a comer justo lo que debes comer? ¿Quieres aprender a sentirte feliz contigo mismo? Estas son las promesas de un nutricionista que, cansado de comprobar el poco éxito que las dietas comunes tenían entre sus pacientes, decidió crear su propio tratamiento partiendo de la base del autocontrol y la reprogramación de nuestro cerebro.

Así, el autor defiende que con este "Método de pérdida de peso más sencillo del mundo", como lo ha bautizado, no solo se adelgaza, sino que se abandonan de una vez por todas la ansiedad y los atracones, se aumenta la motivación para hacer ejercicio y se aprende a rediseñar deseos, actitudes y creencias sobre uno mismo.
El "Método de pérdida de peso más sencillo del mundo" de McKenna utiliza dos soportes: por un lado, el libro donde se desarrolla cada una de las cuatro reglas de oro y, por el otro, un cd de "reprogramación mental" que, a través de la hipnosis (actividad por la que el autor también es especialmente conocido), debe ayudar al paciente a conseguir sus objetivos. 

La técnica se basa en cuatro principios básicos:

 

  • "Cuando tenga hambre, coma": ¿Por qué las personas que más comen suelen ser las más delgadas? Quizás, y según dice el autor, porque no obligan a su cuerpo a pasar hambre . Cuando pasamos hambre, nuestro cuerpo se pone en modo de supervivencia, está alerta, y comienza a almacenar grasas por lo que pueda pasar.

 

  • "Coma lo que quiera, no lo que cree que debe comer": Privar a nuestro cuerpo de ciertos alimentos que nos resultan especialmente atractivos puede romper el equilibrio en nuestro organismo. McKenna predica: "¿Te Apetece un helado? ¿Realmente tienes hambre? Cómetelo y disfruta"

 

  • "Coma conscientemente y disfrute de cada bocado": comer demasiado deprisa nos impide sentir los efectos de la serotonina que segregamos al comer. Comiendo más despacio aprenderemos a escuchar a nuestro cuerpo y, en consecuencia, a parar de comer cuando estemos llenos.

 

  • "Cuando piense que está lleno, pare de comer".: si ponemos en práctica el tercer consejo, aprenderemos a escuchar las señales de saciedad que nos envía nuestro cuerpo y comeremos, en consecuencia, solo aquello que necesitamos.


A partir de estas cuatro máximas, Paul McKenna desarrolla un conjunto de técnicas que deben ayudar al paciente a"reprogramar" su cerebro con estas nuevas directrices y, en consecuencia, a sentirse mejor consigo mismo y perder los quilos que le sobran. 

"¡Las dietas son enemigas de la pérdida de peso!" es una de las primeras sentencias que aparecen en "Puedo hacerte adelgazar" donde, además, se tratan aspectos como la diferencia entre el hambre física y la llamada "hambre emocional", se aprende a "reprogramar" nuestra mente con los nuevos y más beneficiosos hábitos de vida o se enseña a luchar contra los antojos. 

Como cualquier método de este tipo, los resultados dependen de cada paciente y de su implicación con el mismo. McKenna advierte de que, si el tratamiento no funciona contigo no es porque sea ineficaz, sino porque no has conseguido reprogramar tu mente. Para hacerlo, dice, solo tienes que persistir y seguir escuchando el Cd de Reprogramación Mental. Todo lo demás vendrá solo.

Libro