Dieta Dukan

Dieta Del Dr Ducan

DIETA DUKAN

¿Todavía no conoces el revolucionario método del Dr. Dukan? Promete perder un buen número de kilos sin pasarlo mal

 

Sabemos que seguramente lo hayas probado todo, pero la revolucionaria Dieta Dukan  es uno de los métodos con más aceptación a día de hoy y es que, según afirman sus defensores, permite perder un buen número de kilos sin pasarlo mal. 

Ideada por el Dr Dukan -cuya obra más famosa es sin duda No consigo adelgazar

-, la dieta promete perder tres kilos durante la primera semana y seguir perdiéndolos de forma regular a partir de las siguientes, siempre con un plan alimenticio que no presente carencias y que, por tanto, no ponga en peligro nuestra salud. 

Básicamente la idea principal de esta dieta es el consumo hiperproteico ya que, según defiende el doctor, los alimentos con proteínas no solo nos dan más sensación de saciedad sino que que nos satisfacen más en el plano psicológico, con lo que evitamos problemas tan comunes como la ansiedad o el picoteo entre horas, gran enemigo de cualquier dieta para adelgazar.

 

Básicamente, existen cuatro procesos distintos durante la ejecución de esta dieta. Toma nota.

 

  • 1. Dieta hiperproteica: se trata de una fase que debe durar tan solo diez días, y en la que la base de nuestra alimentación serán las proteínas (carnes de todo tipo, menos pato, pescado y marisco, jamón, huevos, leche desnatada, leche y café sin azúcar).

 

  • 2. Fase de crucero: en esta segunda parte, conocida como Frase de crucero, se introducirán ya las hortalizas. Básicamente, comeremos lo mismo que en la fase anterior, pero añadiendo ya las hortalizas. Eso sí, hay una serie de alimentos prohibidos como el maíz, el aguacate, las lentejas, los guisantes y las patatas.

 

  • 3. Consolidación: con el objetivo de mantenernos en el peso alcanzado durante las dos fases anteriores y para evitar el denominado Efecto Yo-Yó, el Doctor Dukan propone seguirla tantos días como kilos hayamos perdido, multiplicando el resultado por diez. Aquí estará prohibido el pan, los lácteos grasos, las patatas, el maíz y las frutas y el arroz.

 

  • 4. Estabilización: o lo que es lo mismo, vuelta a la rutina alimentaria habitual. Lo único que deberás hacer es, dice el doctior, seguir la primera fase de la dieta una vez a la semana, por un lado, y consumir tres cucharadas soperas diarias de avena, lo que te aportará mucha fibra y te ayudará a regular tu sistema gastrointestinal.

 

A TENER EN CUENTA...

 

  • No todo es oro lo que reluce, con lo que hay una serie de aspectos con los que debes ir con especial cuidado para evitar efectos no deseados o que la dieta no sea lo efectiva que promete. ¡Atenta!

 

  • Uno de los inconvenientes de la dieta es que presenta algunas carencias -como la de lípidos vegetales- con lo que quizá sería recomendable realizarla bajo supervisión médica.

 

  • La pérdida de peso demasiado drástica, como la que promete esta dieta, puede hacerte sentir especialmente fatigada, especialmente durante la primera fase.

 

  • El hecho de que su base sean las proteínas puede hacer aumentar tu colesterol, un aspecto que deberás controlar especialmente.

 

  • Hay que seguir los pasos al pie de la letra durante las dos últimas fases, para evitar así recuperar rápidamente el peso perdido.

 

  • Entre sus inconvenientes, pueden aparecer problemas puntuales como la halitosis, estreñimiento o la fatiga.