Dieta Baja En Carbohidratos

Dieta sin carbohidratos 

Dieta baja en grasas

Alimentos bajos en carbohidratos 

Recetas bajas en carbohidratos 

La dieta baja en carbohidratos supone una forma rápida de bajar de peso. Todo los secretos de las dietas baja en carbohidratos están aquí!

10 GRANDES MENTIRAS SOBRE LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS

En este artículo te presentamos 10 mentiras que dicen los nutricionistas acerca de las dietas bajas en carbohidratos, algunas tan incoherentes que simplemente no tienen sentido

Cuando se realiza una dieta baja en carbohidratos es recomendable consumir alimentos como carne y huevos

Con frecuencia los nutricionistas están predispuestos a rechazar cualquier idea que no encaje con su propia filosofía de alimentación, es por ello que en cualquier discusión sobre algún tipo de dieta puede resultar difícil conseguir un punto de acuerdo.

Los nutricionistas siempre recomiendan que debemos mantener una dieta "equilibrada" y disfrutar los alimentos con suma moderación. Por ejemplo, cuando aparece el tema de las dietas bajas en carbohidratos tienden a descartarlo y la menosprecian, calificándola como una dieta de moda, además agregan que es perjudicial o imposible de cumplir.

En este artículo te presentamos 10 mentiras que dicen los nutricionistas acerca de las dietas bajas en carbohidratos, algunas tan incoherentes que simplemente no tienen sentido.

1. LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS SÓLO PERMITEN PERDER EL PESO DEL AGUA

Durante la primera semana las personas con dietas bajas en carbohidratos ciertamente pierden una gran cantidad de peso por la retención de agua en el organismo. Esto tiene su explicación: las reservas de glucógeno en los músculos y el hígado bajan y junto con ellos el agua.

De igual manera, las dietas bajas en carbohidratos reducen los niveles de insulina en la sangre, provocando que los riñones liberen parte del sodio y el agua retenidos. Después de haber eliminado el líquido retenido, usted seguirá perdiendo peso, pero esta vez proveniente de sus reservas de grasa corporal, que es lo que se desea eliminar.

Un estudio realizado a través de escáneres que miden con exactitud la composición corporal, reveló que la dieta baja en carbohidratos permitió eliminar 3,4 kilos de grasa y ganar 1,1 kilos de músculo en sólo seis semanas.

Otro estudio comparó dietas bajas en carbohidratos con dietas bajas en grasa, y demostró que el primer grupo perdió significativamente más grasa corporal, especialmente en la zona abdominal donde se localiza la grasa "menos saludable" en el cuerpo.

2. LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS SON DIFÍCILES DE CUMPLIR

Las dietas bajas en carbohidratos no son más difíciles de cumplir que otras. Además, estas dietas tienen la ventaja de reducir el hambre, algo importante cuando se desea reducir las porciones para bajar de peso.

Ciertamente, para algunas personas puede resultar difícil excluir grupos completos de alimentos pero esto no significa que sea imposible realizar un cambio en la forma de comer. Todas las dietas restringen algo: algunas, grupos de alimentos; otras restringen calorías. Para algunos la restricción de calorías puede resultar más factible, pero no es la única manera de bajar de peso.

Muchas personas no entienden cómo funcionan las dietas bajas en carbohidratos y cuál es su principal ventaja cuando se trata de perder peso. A continuación te explicamos brevemente:

Entre menos carbohidratos haya en tu comida, sentirás una reducción automática del apetito y de esta manera y sin hacer mayor esfuerzo restringirás también el número de calorías diarias. Resulta paradójico que las personas que hacen dieta baja en carbohidratos suelen comer en las mañanas hasta la saciedad, mientras que en el caso de la dieta baja en grasa, la disminución es de calorías.

3. LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS SON RICAS EN GRASAS SATURADAS

De ninguna manera comer grasas saturadas o colesterol resulta dañino para la salud. Cuando se realiza una dieta baja en carbohidratos es recomendable consumir alimentos como la carne y los huevos, los cuales son ricos en grasas saturadas y colesterol.

Uno de los beneficios de las dietas bajas en carbohidratos es que provocan una reducción de grasas saturadas en los niveles sanguíneos, porque estas se convierten en el principal combustible del cuerpo, en lugar de la glucosa proveniente de carbohidratos.
4. LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS PROVOCAN DEFICIENCIA EN NUTRIENTES ESENCIALES

Ni uno solo de los estudios sobre las dietas bajas en carbohidratos en los adultos ha demostrado signos de una deficiencia de nutrientes. Algunos alimentos de la dieta occidental sí provocan una reducción en la absorción de nutrientes. Es el caso de los granos, por ejemplo, los cuales poseen un alto contenido de ácido fítico, una sustancia que impide la absorción de hierro, zinc y calcio que puedan estar presentes en otros alimentos de la dieta.

Por otra parte, al evitar el consumo de trigo mejoran los niveles de vitamina D en el organismo, ya que la fibra de trigo es responsable de reducir la reserva de esta importante vitamina.

Por tanto este es otro mito, ya que las dietas bajas en carbohidratos no contienen trigo, son bajas en ácido fítico y no contienen las sustancias que "roban" los nutrientes del cuerpo. Todo lo contrario, este tipo de dietas incrementa el consumo de vegetales.

La mayoría de los alimentos no procesados como los huevos, la carne, el pescado y los frutos secos son muy nutritivos y especialmente ricos en vitaminas liposolubles, que no están presentes en las dietas bajas en grasa.

5. LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS EXCLUYEN ALIMENTOS QUE SON ESENCIALES

Si quieres sacar el mayor provecho a una dieta baja en carbohidratos, debes comenzar por eliminar algunos alimentos, como azúcar y almidones presentes en los granos, legumbres, dulces, refrescos azucarados y otros alimentos ricos en glucosa.

Simplemente no hay nutrientes en alimentos almidonados o azucarados que no podamos conseguir, incluso en mayores cantidades, en alimentos o verduras de origen animal.

Recuerda que las dietas bajas en carbohidratos no son totalmente sin carbohidratos. Hay espacio para un grupo de verduras, más que suficientes para satisfacer la necesidad de nutrientes.

6. LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS PROVOCAN CETOSIS

Los nutricionistas siempre han dicho que las dietas bajas en carbohidratos causan cetoacidosis, una emergencia médica que puede provocar la muerte en el peor de los casos. Cualquier persona con conocimientos básicos de bioquímica sabe que esto es completamente falso.

Confunden “cetoacidosis” con “cetosis”, dos términos muy diferentes. La cetosis es un fenómeno natural que sólo tiene efectos positivos y no debe ser confundido con cetoacidosis, la cual sólo ocurre por casos de diabetes no controlada.

La cetosis ocurre en las dietas bajas en carbohidratos, especialmente cuando se consumen menos de 50 gramos de carbohidratos por día. Cuando el cuerpo humano no está recibiendo ningún tipo de carbohidrato, libera una gran cantidad de grasas de los tejidos grasos, que van a parar al hígado y se convierten en los llamados cuerpos cetónicos .

Esto no debe ser confundido con la cetoacidosis, que curre cuando en el torrente sanguíneo está inundado de glucosa y cuerpos cetónicos en cantidades muy grandes.

7. LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS NO APORTAN LOS CARBOHIDRATOS QUE EL CEREBRO NECESITA

Que las funciones del cerebro dependan de la glucosa como combustible, es una verdad a medias. Hay ciertas neuronas en el cerebro que no pueden quemar cualquier tipo de energía menos la glucosa, pero otras partes del cerebro pueden absorber energía de los cuerpos cetónicos.

Las dietas bajas en carbohidratos no hacen que tu cerebro muera de hambre, y tampoco te hacen sentir con menos energía, sólo quizás durante los primeros días mientras tu cuerpo se está adaptando a un nuevo régimen de alimentación.

Incluso cuando la ingesta de carbohidratos es cero, el cuerpo tiene el poder de producir toda la glucosa que necesita a partir de las proteínas y las grasas, en un proceso conocido como gluconeogénesis.

8. LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS NO SON SEGURAS A LARGO PLAZO

Los estudios demuestran los beneficios para la salud de las dietas bajas en carbohidratos, y garantizan que los kilos de más desaparecen para siempre. Además, las personas que realizan este régimen alimenticio se encuentran en excelente estado de salud durante largos períodos de tiempo.

Algunas personas afirman que las dietas bajas en carbohidratos no son probadas para ser seguras a largo plazo. Esto no es cierto. Se han realizado pruebas aleatorias que confirman sus beneficios durante un lapso de 2 años, sin sufrir efectos adversos.

Hay grupos poblacionales que han subsistido sin consumir hidratos de carbono en sus dietas durante largos períodos de tiempo, como los inuit  (que habitan las regiones árticas de América y Groenlandia) y los masai en África. Sus dietas están basadas principalmente en grasas y carnes. Ambas poblaciones se encuentran en excelente estado de salud, sin ninguna evidencia de enfermedades crónicas que padece la población occidental.

9. LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS NO HAN SIDO PROBADAS

Es un hecho científico, las dietas bajas en carbohidratos son la manera más fácil, saludable y eficaz de perder peso y revertir enfermedades metabólicas como la diabetes.

Afortunadamente, a pesar de que las dietas bajas en carbohidratos llevan poco más de una década y aún no tienen pautas preciosas, los profesionales de la salud están realizando sus investigaciones y dejando registro de lo estudiado.

10. LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS AUMENTAN EL RIESGO DE ENFERMEDADES DEL CORAZÓN

Es falso que las dietas bajas en carbohidratos aumenten el riesgo de todo tipo de enfermedades, especialmente enfermedades del corazón. En realidad, mejoran los marcadores biológicos de la salud mucho más que la dieta baja en grasa aún vendida por la corriente principal.

Durante la última década se han realizado ensayos controlados que comparan las dietas bajas en carbohidratos y dietas bajas en grasa. Todos llegan a una conclusión similar y comprueban que las dietas bajas en carbohidratos brindan los siguientes beneficios al organismo:

  • Mejora todos los biomarcadores de salud más que la dieta baja en grasa.

  • Reduce la grasa corporal mucho más que las dietas bajas en grasas.

  • Aumenta los niveles HDL (colesterol bueno) mucho más que las dietas bajas en grasa.

  • Reduce los niveles de triglicéridos en la sangre. 

  • Provoca una mayor reducción de la presión arterial.

  • Baja los niveles de azúcar en sangre y mejoran los síntomas de la diabetes. 

Sin embargo, muchos profesionales de la nutrición continúan señalando a las dietas bajas en carbohidratos como peligrosas y siguen promocionando dietas bajas en grasa, que en lugar de mejorar lo que hacen es perjudicar la salud de las personas.

 

SON LAS DIETAS BAJA EN CARBOHIDRATOS LA SOLUCIÓN A LA OBESIDAD?

En la actualidad las personas siguen dietas bajas en grasa para lograr bajar de peso, es una tendencia de las personas hoy en día hacer este tipo de dietas debido a que muchas organizaciones de nutrición actuales las recomiendan. Puede ser que sea 

 

LA DIETA BAJA EN CARBOHIDRATOS PUEDE SER MUY BENEFICIOSA

El síndrome metabólico es uno de los problemas más grandes en la actualidad que incluye enfermedades como la diabetes tipo II,  la obesidad y enfermedades cardiovasculares.  

Todas estas enfermedades se pueden prevenir al 100%. Normalmente las organizaciones de salud se centran de forma principal en tratar los síntomas de estas enfermedades.

Las medidas que se pueden emplear con mayor facilidad es llevar un estilo de vida saludable, haciendo mejoras en la dieta e incrementar el ejercicio.

Las organizaciones de salud durante los últimos 30 años o un poco más, recomiendan siempre consumir dietas bajas engrasa.

Desde el año 2002, se han realizado de forma aleatoria diversos estudios controlados y que han sido publicados que demuestran de una forma muy clara que las dietas que son bajas en carbohidratos son mucho más eficientes para lograr bajar de peso y prevenir el síndrome metabólico.

Las dietas bajas en carbohidratos se enfocan principalmente en eliminar todos los azúcares, cereales, harinas y almidones de la dieta y reemplazarlos por alimentos que sean ricos en proteína y grasas.  

Muchos nutricionistas las siguen implementando a pesar de que existe mucha propaganda en contra de este tipo de dietas, debido a que si se da la dieta de manera controlada conduce a la obtención de resultados mucho mejores para la salud que las dietas bajas en grasa que también han demostrado ser efectivas pero a largo plazo.

Las dietas bajas en carbohidratos ayudan a que se baje de peso rápidamente y mejoran los factores de riesgo como controlar la presión arterial, el azúcar en sangre, los niveles de insulina, colesterol, azúcar en sangre, grasas como HDL, LDL y triglicéridos

Si queremos ver mejoras de manera más eficiente es recomendable el consumo de este tipo de dietas bajas en carbohidratos, no son una solución a nuestros problemas pero si ayudan a contra restarlos.  

Lo que necesitamos es obtener mayor información mediante estudios más especializados sobre este tipo de dietas y obtener resultados concretos para poder cambiar la ideología de las pautas de la nutrición de que la grasa saturada aumenta el colesterol y causa enfermedades del corazón.

Pero si las personas llevan un consumo adecuado de cada uno de los nutrientes,  las personas no deben pensar que ciertos nutrientes son causantes de enfermedades, existen muchos factores que se involucran y no precisamente debe ser culpa de uno o varios nutrientes.

Debemos tratar de enfocarnos en prevenir enfermedades llevando un estilo de vida saludable manteniendo un peso saludable y  una dieta adecuada.

Hasta que no veamos una ampliación de ideología y se continúe basando en la idea de las dietas bajas en grasa. Estas enfermedades que pueden ser prevenidas continuaran avanzando y seguirán siendo causa de muertes cada año.

LA OBESIDAD ES UN PROBLEMA BASTANTE NUEVO

Muchos médicos como el Dr. Andreas Eenfeldt explica como una dieta baja en carbohidratos es científicamente más eficaz contra la diabetes tipo II,  la obesidad y el síndrome metabólico que una dieta baja en grasa.

Estas enfermedades son los mayores problemas de salud en el mundo entre otros como la obesidad que es un factor que se está generando y es relativamente nuevo.

Desde hace ya algunos años se conocían estas enfermedades pero en las últimas décadas parecen ser una gran epidemia.

Los seres humanos que viven un largo tiempo les gusta pensar que la causa principal de su deceso es la vejez, pero en la actualidad les gusta culpar a estas enfermedades crónicas degenerativas como la causa actual de muertes.

Una de las causas principales de la obesidad es el aumento de la disponibilidad de alimentos, por lo mismo las personas tienden a comer demasiado y a realizar muy poco ejercicio.

Estas son cosas de poca importancia pero uno de los puntos principales es que consumen alimentos poco saludables y los efectos nocivos que tienen sobre el cuerpo.

Considero que los macronutrientes no tienen la culpa. Por ejemplo hay 2 tipos de carbohidratos los simples y los complejos considerados buenos y malos al igual que esta la grasa como grasa buena y grasa mala.

La hipótesis de que los carbohidratos son la “causa principal” de la obesidad no tiene mucho sentido ya que muchas poblaciones dentro de su alimentación incluyen en gran cantidad el consumo de carbohidratos (no refinados) saludables, es cierto que los carbohidratos aportan un gran porcentaje de calorías.   

Sin embargo hay estudios que demuestran que a pesar que el consumo de carbohidratos no causan la obesidad. Si se eliminan en las dietas se puede revertir y comenzar a perder peso con mayor facilidad.  

La cura no tiene que ser exclusivamente la causante de la misma.